Mis padres
Mis hermanos
Mis sobrinos

Una mano más una mano, no son dos manos.
Son manos unidas.

– GONZALO ARANGO