Amigos y amigas,
fuente de fortaleza y estímulo, oportunidades para ser –y dejar de ser–,
a todos y todas va un abrazo de reconocimiento.
Nombres, rostros, historias, lugares en el laberinto de mi corazón,
gracias a todos, a todas, a cada una y a cada uno.
 
     
  Dear friends,
names and faces and stories and places in the maze of my heart,
all of you are a source of strength and enthusiasm,
of becoming and transformation — an immense, grateful hug to every one of you!
 

Una mano más una mano, no son dos manos.
Son manos unidas.

– GONZALO ARANGO