Spanish 209: Introducción al estudio de la literatura en lengua castellana antes de 1700

the gray line
next

Elementos esenciales de versificación de la poesía en castellano: 1

Antes de pasar a estudiar la historia de las formas poéticas, hay que establecer dos principios básicos: el sistema de medir los versos, contando sílabas y los dos tipos de rima:

1. Contar sílabas

En la poesía española los versos se definen por el número de sílabas (en vez de grupos de sílabas -- o "pies" -- como en inglés). Cuando se cuentan las sílabas, en un verso se cuenta hasta la última sílaba acentuada y se añade una sílaba más. Así que, los tres siguientes versos contienen, en la poesía, ocho sílabas, siete hasta la última acentuada y una más:

verde que te quiero verde

ver

de

que

te

quie

ro

ver

de

1

2

3

4

5

6

7

8


cuando hace la calor

cuan

do

ha

ce

la

ca

lor

 

(literalmente solo siete)

1

2

3

4

5

6

7

8

 

humor se bebió purpúreo

hu

mor

se

be

bió

pur

pú

re o

(literalmente nueve)

1

2

3

4

5

6

7

8

 

Los nombres técnicos de estas palabras son los siguientes:

1. Una palabra llana es una palabra cuya sílaba acentuada es la penúltima (clase, profesora, flores, cantando, etc.)
2. Una palabra aguda es una cuya última sílaba lleva el acento principal (calor, papel, pared, hablar, etc.)
3. Una palabra esdrújula es una palabra en la que el énfasis cae en la antepenúltima sílaba (énfasis, penúltima, sílaba, esdrújula, etc)
(Este último caso, un verso que termina en una palabra esdrújula, solo se encuentra en unos pocos ejemplos de la poesía más culta.)

Las reglas que se aplican a la lengua hablada, la elisión de dos vocales en una, por ejemplo, también se aplican en la poesía. Por ejemplo, las palabras, "la almena" se pronunciarían en tres sílabas porque la "a" final del artículo y la "a" incial del sustantivo se pronuncian como si fueran una sola sílaba. Los poetas tienen bastante licencia poética para tratar estas convenciones con flexibilidad; es decir que se sienten libres para no respetar siempre estas normas.

Ejemplos:

1. El primer ejemplo es un verso sin equivocaciones; no hay otra manera de dividirlo en sílabas.

El dulce lamentar dos pastores

El

dul

ce

la

men

tar

de

dos

pas

tor

es

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

2. Aquí hay que pronunciar dos vocales como una sílaba, como lo haríamos también al pronunciarlas:

En tanto que de rosa y azucena

En

tan

to

que

de

ro

say

a

zu

ce

na

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

3. Aquí dos vocales que en la lengua hablada serían una son dos:

con sed insaciable

con

sed

in

sa

ci

ab

le

1

2

3

4

5

6

7

N.B. Esta flexibilidad hace que, para estar seguro del número de sílabas de un poema, hay que contar más de un verso para establecer la norma adoptada. Lo más seguro es encontrar versos donde se alternan claramente consonantes y vocales, donde no hay posible equivocación.

Note : If you reached this page from the self-test, auto-prueba, section, please use your "back" button to return to the test.

line
next